ALEMANIA, su pasado medieval se mezcla con su arquitectura más vanguardista por ciudades tan emblemáticas como Nüremberg o Berlin. Y adentrándonos por las montañas, valles e idílicos pueblos de la Selva Negra podremos descansar en prestigiosos balnearios.


Alojamientos exclusivos recomendados:

En los pequeños hoteles de lujo y hoteles con encanto de Alemania se evidencia el contraste que existe entre ciudades con alta industrialización como Frankfurt, Munich o Berlín, y un entorno rural bien conservado salpicado de pequeños pueblos medievales.

Berlin
Kempinski Berlin
Ritz Carlton Berlin
Intercontinental Berlin

 Hessen
Burg Schwarzenstein
Rodeado de viñedos e inmerso en un parque de aires mediterráneos, desde donde se contempla una vista impresionante del valle del Rin, el Burg Schwarzenstein abarca la zona vinícola del Rheingau. Con una antigüedad de más de 150 años y anchos muros de piedra, este castillo magníficamente renovado es un oasis de hospitalidad que emana una autenticidad refinada. Habitaciones y suites están decoradas con tejidos preciosos y sedas cuyos delicados tonos crema y beis crean un cálido contraste con las oscuras boiseries de wengé. Los gourmets finos se quedarán fascinados por las exquisitas cocinas del elegante restaurante gastronómico y del muy romántico Burgrestaurant.

Dresde
Bulow Palais
Dresde es uno de los destinos más fascinantes de Alemania. Aquí está la ópera Semper, el palacio del Zwinger, la Frauenkirche y, en pleno centro del barrio barroco, el Bülow Palais. Este hotel regentado con pasión es un pequeño rincón del paraíso que encantará a los huéspedes chics y exigentes. El ambiente es elegante y los amantes del estilo personal sabrán apreciar su carácter singular. Disfrute del jardín de invierno inundado de luz para tomar un suculento desayuno, deguste la cocina alemana ligera del Büllow’s Bistro y encuéntrese con sus amigos en el bar de puros. El restaurante Le Carroussel sirve una de las mejores cocinas de la región.

Selva Negra
Bareiss im Schawazwald
Este hotel situado en el centro de la Selva Negra propone una gran profusión de actividades para todas las edades. El “Kinderdörfle”, el “pueblo de los niños” encantará a los más jóvenes mientras que los enamorados de la naturaleza disfrutarán del parque forestal, de la cabaña Sattelei o del vecino parque nacional. Las habitaciones, decoradas al estilo elegante de una casa de campo, ofrecen un gran confort. Degustará un buen puro y un single malt en el nuevo Smokers Lounge, disfrutará de momentos de bienestar en el espacio Wellness & Spa, se bañará en las piscinas y en el estanque natural y saboreará deliciosos platos en los tres restaurantes a la carta.

Mas información y contacto